Elegir el calzado correcto es muy importante, no solo en nuestro día a día, a la hora de hacer actividades cotidianas, sino también cuando estamos trabajando. ¿Sabías que dependiendo de la tarea que hagamos, necesitaremos contar con un determinado tipo de zapato? Por ejemplo, en la hostelería, sobre todo en épocas donde hay mucho trabajo, el camarero o cocinero no paran de moverse, por lo que necesitan un calzado que realmente se adapte a la situación.

El calzado en la hostelería debe de ser cómodo, de ajustarse a la perfección al pie del trabajador, de haber sido creado con materiales de gran calidad y además, de integrarse a la perfección con el resto del uniforme para conseguir extender la imagen de marca. Por ejemplo, vamos a suponer que el uniforme de un trabajador es más bien oscuro en dónde se ha combinado una chaqueta negra con una camisa de un color también oscuro, y unos pantalones que siguen la misma línea. En este caso, además de respetar los valores de comodidad y calidad anteriores, también necesitaremos de un tipo de calzado que sea capaz de ajustarse estéticamente a la situación.

Los expertos en la prevención de riesgos laborales apuntan a que uno de los principales motivos de lesiones en las empresas son debido, precisamente, a que no se utilizan un uniforme que realmente nos pueda proteger de ellas. Y precisamente debido al elevado ritmo que el profesional hostelero va a llevar, podemos estar seguros de que el “calzado en la hostelería” es una de las piezas clave que será capaz de evitar muchos accidentes.

Así que, tanto como si eres un empresario y tienes que elegir el calzado adecuado, cómo si eres un trabajador y te das cuenta de que el que estás usando no te protege, sabiendo todos estos datos, es hora de cambiar las cosas.